About...

Mi foto
I'll race you. Pinky promise.

11 jun. 2018

Carencias, Querencias


Luego de estar bastante ausente de aqui me he obligado una vez más a seguir escribiendo. Como casi todos los inicios, la mayoria de veces causan una flojera increible, o tienes tantas cosas dentro que no sabes por donde empezar.

Mind you, I welcome myself to the second one.

Hay que tener mucho cuidado con las cosas que uno mismo dice. Todavía no se sabe lo que puede llegar a ser elegido como declaración, y lo que puede ser misericordiosamente ignorado por el destino. No se sabe cuando las palabras pueden cobrar una fuerza extraordinaria que hagan que involuntariamente tus acciones giren hacia esa dirección y que al final, tu declaración involuntaria cobre vida y tu que a veces, hubieras querido que pasara exactamente lo contrario a lo que dentro de relajos, en copas con amigos, dijiste que no pasaría.

Carencias, que a uno no le gusta verlas llegar y tener la razón.

He desarrollado el irritante placer de disfrutar en demasía tener la razón. Aunque no me guste el momento en que se descubre, ni que al final no pueda sacarle el provecho a lo que quería. No importa si tener la razón de como resultado que personas se alejen de mi, si te irrita que yo tenga la razón aunque no te lo restriegue en la cara. Tener la razón significa para mí que aunque quiera algo y sepa que se dará o no, mi juicio sigue intacto and I can trust that wonderful gut feeling that makes you wanna bet against your ethos all the fucking way. 

Cuando oigo a personas decir "Yo Declaro...", la voz de Denzel Washington invade mi cabeza with a "N*gga... don't". No declares cosas que en realidad, no quieres que pasen. Eso no funciona de manera invertida. No puedes declarar que "Fulano va a irse del pais antes de que se acabe el año", cuando por dentro sabes que si pasa, sentirias que te darían un tiro en la médula.

Querencias, es no privar en matatán involuntario. Es cuidarse de las emociones que hechan raíz lento pero profundo; y no es que sea malo tenerlas y vivirlas. Es que con quien quieras tenerlas y vivirlas, pueda.



Cheers














5 mar. 2018

Ladylike


En definitiva, me da un bajón de ánimo cuando comparto cosas mias con amigas más cercanas para que estas todavía se sorprendan. Eso significa que aunque pasen los años, la gente, por más ahí que esté, no te conoce completamente. Sin embargo esto no se trata de algo profundo y existencial. Todo porque mi mentalidad tomó algo que considero normal y que escandalizó a mis amigas, cuyas mentalidades me tomaron desprevenida al notar sus alarmantes reacciones.

Quienes me conocen en persona saben que no soy la femineidad encarnada. Hay veces que estando en la calle, pasa una muchacha o mujer o señora mayor donde la gracia y la femineidad se le sale por los poros y veo como los autos, conchos, motoristas y taxistas paran en seco para dejarlas pasar. Incluso, hubo una vez que pasó una rubia con un vestido rojo ajustado tipo película Matrix y el motorista que iba embobado admirándola quedó más embobado aún, después al estrellársele a una OMSA que se había detenido. Me reí por par de horas, aunque el accidente fue grave.

A todo esto, todavía no entiendo qué fue lo que desató el reprimir la femineidad en mi si es que estoy reprimiendo algo que quizás ni conozco. Femineidad no son gestos ni manerismos más suaves ni voz claramente delicada y seductora. Sin embargo no logro llegar a qué es femineidad para alguien como yo.

De seguro hay muchas mujeres que se sienten así. Que cuando sus amigos (que tenemos más amigos que amigas) hablan entre ellos sobre mujeres con distintivos que sabes que no tienes, una parte de ti tiene que actuar; la otra tiene que mantenerse al margen pues te acaban de poner el branding de "panita", y la última parte, la que está cerca de tu corazón, se quiere meter debajo de la mesa o irse.

However, como se dice una cosa, hay que decir la otra. Por ese tipo de ocasiones como la anteriormente mencionada donde los hombres se ponen realmente hombres, es que sabes muchas cosas por las cuales te desencantas y mandas a la femineidad a pescar tilapia en el malecón. Porque no quieres ser tema de conversación de esa manera, ya seas femenina o no. Porque si te enteraras de lo que dicen los hombres de ti delante de sus amigas "panitas" ya no le contestarías los mensajes en el celular. Porque si a sus amigas "panitas" les da vergüenza ajena y tratan de llamarles la atención con un sutil "man, se están pasando" y lo que tu crush le responde entre risas es un "pero no e' de ti que 'tamo hablando"...




Cheers

26 ene. 2018

Hard Drives

Debo admitir que para entender el resto de este post, se tiene que saber que I've got memory issues soy muy olvidadiza. Esto trae como consecuencia muchas situaciones donde personas me hablan de X o Y situación y no recuerdo nada. O recuerdo, pero 10 minutos o 3 horas después. Por eso y para evitar metidas de patas esdrújulas, creo que inventé un mecanismo para no confundirme si le dije algo a alguien y luego no pasar un momento incomodo donde menciono un tema a una persona que no sabe nada de esto.

External friendship hard drives.

Es algo egoista, pero bien fácil: Amig@ A sabe asunto 1, 2, 3 y Amig@ B sabe asunto 1, 2, y 4, porque no me interesa que asunto 3 llegue a sus oídos, ya sea de manera momentánea o definitiva. Lo malo de esto es que de manera involuntaría las amistades adquieren cierto aire mecánico que restringe de alguna manera la fluidez y el easy-goingness de muchos momentos potenciales.

Being this forgetful and shady can be quite tiresome.

También está el truco de no juntar a toodas tus amistades al mismo tiempo en un mismo lugar.
Mucho menos en un cumpleaños...




...por lo menos, yo no puedo. Todavía quiero vivir.




Cheers



21 dic. 2017

Errores y lecciones

Una gran amiga mía ha cometido un grave error. De esos errores que al otro día no te quieres levantar de la cama porque vas a tener que tarde o temprano, en un espacio de 24 horas, afrontar las consecuencias.

Podría decirse que tengo la mala costumbre de guardar la atención de una parte de mi cerebro mientras se supone que debo estar escuchando y dando mi 100% a cada detalle. Es como tener dos voces de conciencia en tu cabeza, aparte de la tuya; así que, mientras mi querida Hightower* lloraba a hipios describiendome todo lo que pasó, una de las voces quizá la más peligrosa de las tres se puso a jugar al abogado del diablo, buscarle la quinta pata al gato e intentar encontrarle la variable a equis en una factorización doble.

Vamos a decir que la otra voz no cogió esa.

Thankfully el desarrollo del juicio nunca se detiene y soy fiel creyente de que a cada situación que te encuentres hay que darle un giro de 180 grados para tener otros puntos de vista. Mi querida amiga y yo compartiamos situaciones similares donde mi escenario fue invadido por la otra voz, y el ejercito de acciones por suceder se detuvo a último momento. El de ella no. Así que, luego de reverenda metida de pata but who am I to judge, al oírla supe que el development de esa situación en mi caso, no hubiera sido favorable para ambas partes.

Aunque ganas no faltaban.

Y es ahí donde la cabeza comienza a pensar con tu conciencia junto a la otra voz, y llegas a la lumbrera incógnita donde la mitad del peso que tienes arriba se va, luego de que aprendes a diferenciar errores, de lecciones. Sin embargo, todo depende de cómo uno aprende de las experiencias. Hay gente que aprende en el paso de la vida a fuetazo limpio. Otros analizan y quieren ser calculadoras de sentimientos que llegan a sobreanalizar la situación y terminan más complicadas de cómo cuando se empezó.

Contándome en ese último grupo porque créanme que hay más de dos he llegado a la conclusión de que errores, son de los que te arrepientes. Son de esos donde el gustazo no equivale al coñaso tan grande que viene después.

Lecciones son de las vivencias y situaciones que no te arrepientes. Que quizá no salieron como querías o esperabas y que terminaron con un plot twist inesperado donde un letrero de game over te sale en la pantalla de la vida y tienes dos opciones: O volver a jugar, o voluntariamente pasar al siguiente nivel. Y si realmente es una lección, aprendiste a pasar al siguiente nivel donde juegas con la experiencia adquirida del juego anterior. Y mientras batallas en ese nuevo desconocido las tres voces de tu cabeza sonríen al unísono.

Y agradeces.




Cheers